Archivo mensual: abril 2012

Ignatus Sapiento y el caso del Rey Gravoso

Cuentan que una vez existió un hombre que llamaban Ignatus Sapiento, nombre que le venía por el hecho de no saber de nada y entender de todo. No yerran los que piensen que este apelativo es contradictorio, pues en la persona de Ignatus se encontraban dos elementos en lucha constante: la humildad al admitir que ignoraba muchas cosas y la soberbia al pretender que todo tuviera una explicación lógica y que él era capaz de llegar, por la vía de la razón (la suya, claro) hasta la solución de cualquier problema. Sigue leyendo

Anuncios
Categorías: Relatos | 2 comentarios

¿Crees que el metro es lo único que va a subir? ¡Prepárate!

Muchos madrileños se han despertado con un titular atizándoles en toda la jeta. Y para jeta la de Esperanza Aguirre, que hace sólo dos meses y medio aseguraba que las tarifas no subirían en 2012. Pero bueno, no podemos reprocharle nada a alguien que ejerce una profesión como la suya: ella está ahí no por lo que hace, sino por lo que creemos que va a hacer, así que ¡disfruten lo votado! Sigue leyendo

Categorías: Res publica | Etiquetas: , , | 7 comentarios

Apuesta por lo privado, defiende lo público

Siempre que escribo una entrada intento utilizar las palabras adecuadas, a pesar de la celeridad con la que las redacto (motivada, en parte, por la mayor celeridad con la que se leen los artículos en internet). Y en el caso de los títulos pretendo, en la medida de lo posible, ser mucho más riguroso. Esta entrada no es una excepción: “Apostar” requiere confiar (hacer una apuesta parte de la confianza en el resultado favorable) y “defender” requiere una amenaza. Veamos por qué… Sigue leyendo

Categorías: Res publica | Etiquetas: , , | 2 comentarios

Cosas que he oído (V)

1. Muchas gracias, señora, pero un beso vale más que todo el dinero. Un pintor callejero a una señora que paseaba con sus tres hijos.

Esta mañana paseaba por una calle convertida en improvisado museo de variedades, donde pintores, estatutas humanas, músicos y otros artistas intentaban ganarse el pan. Una señora con sus tres hijos pequeños se paró frente a un pintor que estaba afanado en un lienzo con una imagen de Jesucristo en la cruz. Los niños se quedaron unos segundos mirando al hombre y, con esa espontaneidad y atrevimiento que tanto caracteriza a los menores y adolece en los mayores, el niño más pequeño se acercó y le dio un beso al pintor callejero. Ante la sorpresa que dicha reacción causó en el rostro del pintor (y qué decir de la madre, ruborizada como si fuera un lienzo más sin acabar), los dos hermanos imitaron al primero y también besaron la mejilla del pintor, que asistía atónito ante tal muestra de amor. Todos, pintor y niños, acabaron abrazados y riéndose. Hasta la madre y yo (afortunado transeúnte) no pudimos evitar que aquella risa nos contagiara. Sigue leyendo

Categorías: Visiones fugitivas | Deja un comentario

Dejad que la “PEPA” descanse en paz

O al menos que duerma, así que no habléis muy alto vaya que se despierte y se encuentre que dos siglos después estamos hablando de ella a su espalda. Las mujeres son desconfiadas, y si son textos constitucionales, qué os voy a contar… Sigue leyendo

Categorías: Res publica | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Los riesgos de escribir (sobre todo en primera persona)

Escribir siempre ha sido, es y será un riesgo. Y ello por muchos motivos, ya sean ideológicos, heréticos, revolucionarios o cualquier mezcla de los anteriores. Pero pocas veces somos conscientes de que uno de los principales peligros del escritor es que lo tomen en serio, y este problema se agudiza cuando se escribe en primera persona. Sigue leyendo

Categorías: Visiones fugitivas | 1 comentario

Blog de WordPress.com.