Archivo mensual: agosto 2012

¡Levántate y anda!

    Se llamaba Lázaro y era sepulturero. Una profesión dura, sí, pero con ciertos atractivos: “Mi trabajo es muy cómodo,” comentaba a veces, “nadie me molesta, tengo tiempo para pensar, el cliente nunca se queja y no tengo jefe”. Ciertamente Lázaro había nacido para ser sepulturero. Sigue leyendo

Anuncios
Categorías: Relatos | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.