Visiones fugitivas

¿Estás buscando las entradas de esta sección? Pulsa aquí.

Si quieres saber de qué va un poco todo esto, sigue leyendo.

Empecé las visiones fugitivas hace poco tiempo, aunque llevaba muchos años escribiéndolas. He tardado en darme cuenta de que muchos de mis relatos cortos acababan siendo pequeños ensayos, escritos con ánimo de provocar una reflexión en el lector y que eran fruto, por supuesto, de una previa y profunda reflexión por mi parte.

Así nació con el tiempo la idea de agrupar esta serie de, llamémoslas, columnas periodísticas de un diario que no existe, pero que todos podemos leer. En las visiones fugitivas se muestran cosas aparentemente cotidianas, pero siempre vistas desde una posición que invita a la reflexión, a detenernos un momento a contemplar la realidad y no pocas veces a maravillarnos de ella.

Encontraréis pues en esta sección algunos de mis escritos más íntimos, en los que la crítica ácida de la realidad siempre se acompaña del dulce trago de la reflexión y la admiración. Son visiones fugitivas que se van, que no permanecen. Espero cazarlas y retenerlas lo suficiente para que todos podamos compartirlas y discutirlas.

Fotografía mental, sí. Eso son mis visiones fugitivas.

Anuncios

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: