Res publica

¿Estás buscando las entradas de esta sección? Pulsa aquí.

Si quieres saber de qué va un poco todo esto, sigue leyendo.

Los antiguos romanos utilizaban la expresión latina res publica (la cosa pública) para referirse a distintos conceptos: bienes de dominio público, el gobierno político o el propio Estado romano (a pesar de que la expresión “Estado” se concibió a partir del Renacimiento, su aplicación a la época romana es clarificadora). Englobaba pues esta “cosa pública” todos los asuntos que interesaban al Estado, los parques, carreteras y puentes, así como la propia forma de gobernar a los ciudadanos en aquellos ámbitos que excedían de las competencias familiares (la familia era considerada una pequeña sociedad con sus propias normas, controladas por el pater familias).

En la actualidad, la palabra castellana “república” acoge parte de este sentido, aunque exclusivamente referido a un gobierno estatal no monárquico. Ha quedado fuera por lo tanto la acepción estrictamente política y de preocupación por las cosas públicas, que sí consideraban los romanos incluida en dicha expresión.

Será esta laguna la que intentaremos llenar en esta sección. Nos preocuparemos de las cosas públicas, de la política en su acepción más ética. Intentaremos comentar las noticias sin caer en los defectos de los actuales medios de comunicación, a saber, formar antes que informar, enfrentar y dividir a la opinión pública en lugar de moderar y suavizar los extremos.

Sea ésta una tribuna para todos los lobos esteparios e inconformistas cansados de que sean los mismos partidos políticos y tertulianos los que nos digan qué y cómo valorar nuestra sociedad. Coged vuestra toga blanca, el senado de Roma nos espera…

Ave, imperator, morituri te salutant

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: