Archivo mensual: diciembre 2010

Don José Blanco: ¿Pepiño o Joselito?

Parece ya una costumbre que los políticos, al acercarse periodos vacacionales, aprovechen para colgarse apodos despectivos o, directamente, insultarse sin tapujos (porque la vergüenza ya la perdieron muchos hace tiempo). Es cierto que ha habido épocas de grandes improperios y crispación asfixiante, pero el hecho reciente de que Javier Arenas se haya referido a José Blanco, ministro de Fomento, como “Pepiño”, ha avivado la polémica mediática. Sigue leyendo

Anuncios
Categorías: Res publica | Etiquetas: , , , | 3 comentarios

Bandoleros musicales en el arco de Cuchilleros

Durante la mañana del 25 de diciembre tuve la ocasión de participar en un conato de discusión sobre el origen de los villancicos populares españoles. Tengo mucha envidia de la cultura que muchos pueblos del centro de Europa tienen en lo que a música coral se refiere. Grata sorpresa me llevé anoche en el centro de Madrid cuando, al doblar una esquina y enfilar el arco de Cuchilleros, me topé con un coro popular al que no tardé en unirme… Sigue leyendo

Categorías: Do-mi-sol-do | 1 comentario

Elegía a CNN+

Esta entrada la escribí hace varios días, cuando me enteré de la noticia del cierre de la cadena CNN+, pero programé el blog para que la publicara hoy, 28 de diciembre. La escribí en cuanto me enteré porque me hervía la sangre y la publico hoy porque quisiera que fuera una inocentada… Sigue leyendo

Categorías: Res publica | Etiquetas: , , , | 3 comentarios

Lo importante que es mirar atrás

Siempre andamos con la vista al frente, persiguiendo una meta, un objetivo, o simplemente evitando chocar contra algo cuando deambulamos sin dirección aparente. Como si fuera una metáfora sobre el tiempo, mirar adelante supone mirar el futuro, lo que va a venir, lo que encontraremos en el camino. No solemos mirar atrás porque lo que ha pasado, pasado es. Sigue leyendo

Categorías: Visiones fugitivas | 5 comentarios

Si Mahoma no va a Trevélez…

… él se lo pierde. Una noticia aparentemente anecdótica nos pone de manifiesto muchas cosas, y entre ellas destacaría la poca decencia con la que los medios de comunicación tratan las noticias. Sigue leyendo

Categorías: Res publica | Etiquetas: | Deja un comentario

Sólo son colores

Hay blancos, negros, amarillos, incluso a algunos los llaman rojos…  ¡ojalá todos fuésemos daltónicos!

 

Categorías: Relatos | Etiquetas: , | 4 comentarios

Un poco de ejercicio no viene mal a nadie

Hoy he salido a correr detrás del sol y me sorprendió la luna. Fue tan inesperado el encuentro que me apresuré para llegar a casa. Lástima, pienso ahora: si hubiera esperado un poco más habría visto las estrellas… Sigue leyendo

Categorías: Visiones fugitivas | Deja un comentario

La buena literatura

Esta mañana, de camino al trabajo, he pasado por una librería y he entrado a preguntar por el libro de C.S. Lewis Una pena en observación. Se trata de un libro corto, introspectivo, para admirar y contemplar más que simplemente leer. De esos que se degustan a cada párrafo y que te hacen pensar una vez que los terminas. El librero no lo conocía y se afanó en encontrarlo en su base de datos. Sigue leyendo

Categorías: Visiones fugitivas | Deja un comentario

He tenido un mal sueño

Alejandro era una persona buena, cariñosa, comprensiva y solidaria. Nunca había roto un plato y, como él decía, jamás mataría a una mosca. Pero aquél lunes soñó que hacía cosas malas: violaba, asesinaba y otras cosas peores para las que no se han inventado nombres. Fue tal su sorpresa, su miedo a pensar si él sería capaz de hacer algo así, que se levantó de la cama y bajó al bar de la esquina para sumergirse entre el bullicio y perderse entre el gentío.

El bar estaba atestado de trabajadores que a base de cafés y carajillos cogían fuerza para iniciar la jornada. Se sentó junto a un hombre desaliñado, ojeroso, que sorbía un vaso de güisqui como si fuera una sopa caliente. Alejandro pidió un café y se preguntó cuántas personas estaban allí, como él, para huir de algo, para buscar refugio en el anonimato. Miró al hombre que estaba a su lado y, sin saber por qué lo hizo, le comentó: “he tenido un mal sueño… soy una persona buena, quizás demasiado, pero hoy he soñado que mataba. Y violaba. No sabe lo mal que lo he pasado… era todo tan real”.

El hombre le lanzó una mirada amenazadora y separó sus labios del vaso, lo justo para susurrarle: “yo soy una persona mala. Muy mala. He matado. Violado. Y otras cosas. Hoy he soñado que era una buena persona, que ayudaba a la gente”. Alejandro se quedó paralizado por su mirada. Sus ojos parecían más animales que humanos. No tenía duda de que aquél extraño no bromeaba. Y por eso le resultó mucho más duro encajar lo último que escuchó de los labios de aquel psicópata. Éste se levantó, pagó su bebida, el café de Alejandro, y al pasar por su lado le dijo al oído “¿Estás acojonado? Yo también…”.

 

 

Categorías: Relatos | Etiquetas: | 4 comentarios

El cuento de la navidad

Ella queda con sus amigos para ir de compras al centro comercial.  Él, para poder entrar, debe evitar a los de seguridad, que ya le conocen.

Ella se pasa dos horas probándose ropa y comprando regalos. Él sólo está cinco minutos; lo justo para irse con un jersey que no es suyo y comiendo frutos secos de una bolsa que abrió en el supermercado.

Ella corre para coger el autobús y llegar a tiempo de cenar en casa. Él corre porque el jersey ha hecho saltar la alarma.

Ella cena con su familia lo que podrían cenar cuatro familias normales. Él cena solo, entre cartones, y los frutos secos se acaban pronto.

Ella se acuesta sin abrir los regalos de sus padres, preguntándose si podrá contener la emoción. Él se duerme preguntándose si podrá soportar el frío de la noche.

Ambos saben que hoy es navidad. La diferencia es que ella la vive y él se la tiene que creer.

Los cuentos, como fantasía que son, te los tienes que creer. Y la navidad no deja de ser el cuento más fantasioso.

24 de Diciembre de 2001

 

Categorías: Relatos | Etiquetas: | 2 comentarios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.