Ana Botella y su actuación dramática

Nada queda por añadir al espectáculo (se me ocurren otras palabras, pero seamos prudentes) ofrecido por Ana Botella en su presentación de la candidatura de Madrid 2020 antes los miembros del COI, pero intentaremos ser un poco originales.

A los cinco minutos del ya tristemente famoso “relaxing cup of café con leche” (no sé realmente dónde utilizar la letra cursiva, así que la uso para toda la frase), surgieron los primeros chistes. A la media hora de anunciarse la eliminación de Madrid las redes sociales se colapsaban a base de fotomontajes y chistes de dudosa originalidad. Así somos los españoles: rápidos y precisos cuando se trata de reírse del prójimo.

Pero aquí no quiero hacer chistes sobre este asunto, y no porque la cosa no tenga gracia, que a mi entender poca tiene, sino porque chascarrillos graciosos sobre el nivel de inglés de Ana Botella hay demasiados y no se puede competir con ellos (a pesar de que me considero bastante payaso y estos retos me sirven de acicate). Lo que me parece sorprendente es que la gente sólo se haya fijado en el idioma, en la pronunciación, en frases como “romantic dinner in el Madrid de los Austrias“… cuando deberían haber puesto el punto de mira en la actuación, en la entonación del discurso. Pero eso requiere algo de capacidad crítica, y es más fácil reírse del nivel de inglés de otro (aunque muchos de los que así actúan lo tengan más bajo aún).

Para los que no hayan podido deleitarse con semejante documento audiovisual, aquí adjunto un enlace para que disfrutemos todos de esta clase magistral de lo que creo que no debe hacer nunca un político: tratad al auditorio como niños (o gilipollas, que viene a ser lo mismo).

Antes de verlo, recomiendo que no os centréis en “lo que dice”, sino en “cómo lo dice”. Olvidad el inglés, pues lo que quiero que advirtáis es independiente del idioma y hasta el más negado en la lengua de Shakespeare podría percibirlo. Escuchad el tono, los gestos de las manos, la cara, el rictus… todo está más pensado para un cuentacuentos en el Retiro o un titiritero en mitad de una actuación, que para el discurso que supuestamente sostiene la candidatura de unos Juegos Olímpicos.

Si a mí alguien me habla así en mi propio idioma, me creo que se está quedando conmigo. No sé si debieron pensar así los miembros del COI, porque uno ya sabe que a las alturas de pronunciar el discurso la desición de eliminar a Madrid ya estaba tomada, pero no creo que nos honre mucho una actuación semejante.

He titulado esta entrada haciendo referencia a una actuación dramática, porque dramático ha sido sin duda nuestro papel en esta última candidatura de Madrid 2020. Dramática porque se nos ha vendido por activa y por pasiva que eramos los únicos ganadores, tanto que nos permitimos el lujo de fletar una comitiva de políticos y periodistas que debían vestir de largo en el momento de la elección de Madrid como ciudad olímpica. Tan seguros de ganar estábamos que permitimos un discurso como el de Ana Botella, que es claro ejemplo de hedonismo político, pues resulta bochornoso que no podamos echar mano de un orador más solvente en el idioma y en los gestos (si no tenemos a nadie relacionado con los asuntos culturales y deportivos dentro del Ayuntamiento de Madrid, que venga alguien del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, pues al final compite Madrid como ciudad y España como país; y si no hay nadie de valía, pues nos quedamos con el discurso del Príncipe de Asturias, que bastante bien lo hizo).

Dramático fue, por último, por lo que de teatral y afectado (6ªacepción de la RAE) tuvo la performance (sí, quiero ir de moderno) de Ana Botella, entendiendo que no era el momento de tomarnos a guasa al auditorio, ni al resto de candidatos (ninguneados desde el comienzo por los medios de comunicación afines) ni, por extensión, a todos nosotros que pagamos esos vuelos.

No sé si Ana Botella quiso emular a Guardiola cuando éste hizo su presentación en alemán, pero si tiene algún asesor de comunicación, que lo despida. Y si no tiene, que contrate a alguno. Si es bueno, mejor que mejor.

BotellaLogoOlimpico002

Anuncios
Categorías: Res publica | Etiquetas: , | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “Ana Botella y su actuación dramática

  1. Misco

    Lo dramático es que ha tenido un asesor -o varios- que le ha hecho/corregido el discurso, éste ha sido ensayado y en ningún momento a nadie se le ha ocurrido decir: ¡Basta, vamos a intentarlo de otra forma!. Es decir, lo grave no es el nivel de inglés, el rictus, o las frases………lo malo es que todo fue ensayado, nada fue improvisado, y no hubo nadie con la suficiente vista o dignidad para advertir del ridículo que iba a hacer la edil madrileña. Ahora pretende “comprar” su candidatura -lo de la reelección lo tiene más difícil- con rebaja de impuestos. Me parece que ni aun así la van a dejar presentarse en su partido…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: