Se acabó el circo, pero empieza la función…

Como vaticinaba, la cuestión era aguantar una semana a que acabara el teatro de variedades en que han convertido las elecciones catalanas los partidos políticos. Y, con los resultados en la mano, ya podemos hacer un pequeño comentario, no sobre la política en sí, sino sobre lo que estos resultados dicen de nuestra sociedad, que es mucho más interesante.

Voy a realizar un apunte sobre las elecciones catalanas, separando varios puntos por orden de importancia y seriedad. Lo siento, pero el último punto rozará el esperpento valleinclaniano, lo adelanto.

1. CIU ha ganado las elecciones. Casi roza la mayoría absoluta, y ha obtenido uno de los mejores resultados desde las primeras elecciones democráticas tras la aprobación de la Constitución española de 1978. Sobre su dirigente, ya me desquité en una entrada anterior, ya veremos como corrige los excesos del tripartito, sin incurrir a su vez en nuevos errores de los que nadie se libra, y menos los políticos.

2. El PSC ha sufrido un gran varapalo electoral. El presidente saliente, José Montila, ha anunciado que renuncia a su escaño y a la secretaría general del partido. Eso se llama encajar bien un golpe. Se supone que para ser político, como en otras facetas de la vida, hay que estar a las duras y a las maduras. No todos predican con el ejemplo.

3. El PP está contento. Han aumentado en votos y escaños, pero son tan conscientes de que no son una alternativa real en Cataluña, como para estar más contentos del varapalo del PSC que de su éxito en Cataluña. Ya consideran que la quiebra del PSC refleja una debilidad de Zapatero. El que no se consuela es porque no quiere.

4. ERC, como no podía ser de otra manera, ha sufrido un desgaste aún mayor que el del PSC. Da gusto comprobar que, por muy borregos que podamos ser los ciudadanos, criticamos y castigamos algunos excesos. Y el PSC y ERC, como artífices del tripartito, han cometido algún que otro exceso.

5. Ciudadanos conserva sus tres escaños, lo que no es poca cosa. Lo triste es que con menos votos, el partido independentista de Joan Laporta ha obtenido un escaño más. Por no hablar de ERC, que con el doble de votos ha obtenido 10 escaños, es decir, no el doble que Ciudadanos, sino un poco más que el triple… ¡Viva la ley electoral!

6. La participación, aunque un poco superior a la de las elecciones de 2006, sigue siendo muy escasa. Las que siempre se han vivido mediáticamente como las elecciones autonómicas más importantes (por sus efectos para el gobierno central), son un verdadero ejemplo del hastío de la ciudadanía, y de la gran desafección entre ésta y los partidos políticos.

7. Resulta digno de estudio que Joan Laporta obtenga cuatro escaños con una formación recién creada, cuyo principal y casi único punto de su programa político pasa por realizar una consulta independentista. ¿En qué pensaban los que han votado a esta formación? Espero que sean forofos radicales del Fútbol Club Barcelona, porque si han votado en términos racionales y políticos, que me expliquen a mí cómo se sustentan estos objetivos, jurídicamente hablando. ¿Nadie les ha explicado que no basta con una consulta soberanista para formar un Estado propio, y más dentro de la Unión Europea? Qué atrevida es la ignorancia…

8. UPyD obtiene menos escaños que… Carmen de Mairena

 

Con unas elecciones marcadas por el orgasmo del votante del PSC, el videojuego del PP, la toalla de Nebrera, el “en Andalucía no paga ni Dios” de ERC, la actriz porno de Laporta, las propuestas independentistas (a cada cual más utópica) o la “España carterista”, se cierran uno de los más zafios espectáculos de la democracia.

Ha acabado el circo, pero empieza la función: ahora hay que gobernar. Tomen asiento y disfruten.

 

 

Anuncios
Categorías: Res publica | Etiquetas: , , | 2 comentarios

Navegador de artículos

2 pensamientos en “Se acabó el circo, pero empieza la función…

  1. Juan Priego

    Buenas tardes Harry,
    A mi me parece bien lo que ha hecho Montilla, pues es hora de cambiar, y los cambios en política tienen que ser visibles desde abajo, y eso significa tocar las altas esferas, y a los responsables de lo que se ha realizado durante estos años, sobretodo cuando los ciudadanos han hablado.

    • Totalmente de acuerdo, Juan. Retirarse a tiempo puede ser un buen ejemplo, y acicate para futuras generaciones. Además, supone respetar lo que los ciudadanos expresan con su voto. Pero me da la sensación de que si hubieran ganado, Montilla, nuestro paisano, se habría quedado. Cuando las vacas están gordas parece más atractivo (no digo fácil) gobernar.
      No es un buen ejemplo, pero que Rajoy lleve varias elecciones en la oposición, habiendo sido ministro otros tantos años, al menos pone de manifiesto su intención (y, por qué no, su temeridad) de dedicarse a defender unas ideas. Montilla podría haber hecho algo parecido, aprendiendo de sus errores (patentizados por los votantes) y quedándose al frente del gobierno del PSC, para corregir y mejorar. Da la sensación de que se ha lavado las manos y ha dicho “ahora que otro se chupe el marrón”.
      Pero estoy de acuerdo con tu comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: